Fotos: Micaela Marcos

El arte es una herramienta poderosa para conocer el mundo. Es en este sentido que es más importante interrogar que dar respuestas.

La pintura es un hecho íntimo, donde uno se confronta con su propio mundo hecho de experiencias, emmociones, conocimiento, y sobre todo intuiciones y sensaciones. Con todo este bagaje se enfrenta a la tela y de ese enfrentamiento sale una obra que refleja más o menos la intención del artista.

La pintura es un hecho íntimo, solo se vuelve pública cuando está concluída, cuando es expuesta y no tiene vuelta atrás.

Jesús Marcos